• img-book

    María del Mar Agüera

ISBN: 978-84-18186-36-3
Categoría:

Bajándole las bragas a la poesía

por: María del Mar Agüera

Una patada en el estómago. Un abrazo con el que al fin rompes a llorar. Un sueño hecho pedazos en tu cara. El llanto de una niña en un ataúd. No volver a ver a tu abuela. Un último beso en la trinchera. Unos dientes que sonríen cuando todo se desmorona. La sensación de adrenalina dos segundos antes de precipitarte al vacío. Un cubo de agua fría tras arder hasta las cenizas. El canto de un pájaro al salir de la jaula.

11.99

Conoce al autor
avatar-author
Escritora cordobesa y graduada en Periodismo. Apasionada de las letras y de las historias, desde muy temprana edad tuvo claro que su sueño era escribir. Primero, como forma de adentrarse en mundos fantásticos y misteriosos que solo habitaban en su más profunda imaginación; después, como vía de escape, a través de la poesía especialmente. En la pluma enferma y sana; es problema y es respuesta a la vez; se pierde y se encuentra; y puede alejarse de una realidad frívola para lograr ser, despojada de todo y de todos, ella misma. Creativa, humilde, sensible y empática son algunos de los adjetivos que definen a una mujer que sigue siendo una niña con unas manos frenéticas que corren por el papel cuando las emociones la ahogan, transformando tanto risas como lágrimas en palabras que te sacudirán desde muy adentro para no volver a dejarte indiferente nunca más.
Obras de María del Mar Agüera
Sobre este libro
Detalles

ISBN: 978-84-18186-36-3
Título: Bajándole las bragas a la poesía
Fecha: 2020
Páginas: 98

Sinopsis Una patada en el estómago. Un abrazo con el que al fin rompes a llorar. Un sueño hecho pedazos en tu cara. El llanto de una niña en un ataúd. No volver a ver a tu abuela. Un último beso en la trinchera. Unos dientes que sonríen cuando todo se desmorona. La sensación de adrenalina dos segundos antes de precipitarte al vacío. Un cubo de agua fría tras arder hasta las cenizas. El canto de un pájaro al salir de la jaula. Este libro se te clavará en el corazón y te hará daño, dejándote desnudo en la oscuridad en frente de un espejo roto, hasta que te perdones. Te elevará hacia lo más alto para después dejarte caer hasta que te lamas las heridas como un gato al que han dejado de querer, pero que está aprendiendo a amarse a sí mismo. Esta es la poesía que no quieres leer, pero no podrás parar de hacerlo. Estas son las letras que se te clavarán como agujas en el alma, las únicas que te dirán lo que no quieres escuchar: y es que todo va mal, quizás desde tiempo atrás. Admitir estar herido es el primer paso para sanar porque «está bien no estar bien a veces». Bajándole las bragas a la poesía es quitarte todas las vendas, abrirte en canal, llorar como un niño perdido en una guerra, dejar ir sin rencores y hacerte el amor hasta que tú también seas ese poema que solía dolerte como ninguno, pero que aprendiste a recordar con cariño. ¿Te atreves a perdonarte?