• img-book

    Cristian Sánchez Paredes

ISBN: 978-84-18240-64-5
Categoría:

Caja negra. Restos de un desastre

por: Cristian Sánchez Paredes
Hay aviones prohibidos en los que nos montamos aún sabiendo que acabarán estrellados, porque pensamos que al menos habrá merecido la pena disfrutar del viaje. Este libro es lo único que queda de mí. Todo lo demás es destrucción, escombros, fuego y cientos de muertos. Esto es la caja negra rescatada de un avión después de un desastre. Mi desastre.
“Pero tu recuerdo ya solo es como un dibujo
en un cristal empañado,
que con el tiempo se va borrando
y que ya solo vuelve con el frío.”

Conoce al autor
avatar-author
(Oviedo, 1990).  Diplomado y Grado en turismo y Máster en Dirección y Gestión Hotelera por la Facultad de Turismo de Oviedo. Este es mi segundo libro, el primero se titula “Pájaros en mi cabeza”. Escribo palabras de amor en tiempos de guerra. Fui el otro en la vida de alguna. Amante de las causas perdidas. Me enamoro de todo, me conformo con nada. Coleccionista de momentos. Me gusta tomar ron y malas decisiones. Cantante en la ducha. Tengo todos los libros llenos de páginas dobladas. Escucho canciones tristes cuando estoy mal para ponerme peor todavía. Muchas veces me equivoco, pero no miento. Nunca dejo de crear, nunca dejo de creer. Siempre me matan las despedidas. Convierto noches en vela en letras. Sigo con las mismas ganas de follarte en el papel y de escribirte en la cama.
Obras de Cristian Sánchez Paredes
Sobre este libro
Detalles

ISBN: 978-84-18240-64-5
Título: Caja negra. Restos de un desastre
Fecha: 2020
Páginas: 148

Sinopsis Hay aviones prohibidos en los que nos montamos aún sabiendo que acabarán estrellados, porque pensamos que al menos habrá merecido la pena disfrutar del viaje. Este libro es lo único que queda de mí. Todo lo demás es destrucción, escombros, fuego y cientos de muertos. Esto es la caja negra rescatada de un avión después de un desastre. Mi desastre. “Pero tu recuerdo ya solo es como un dibujo en un cristal empañado, que con el tiempo se va borrando y que ya solo vuelve con el frío.”