• img-book

    Ángel de Dios Rubio

ISBN: 978-84-17779-61-0
Categorías: ,

Cuando la poesía nos alcance

por: Ángel de Dios Rubio

Cuando empiecen a caer las gotas de lluvia suspendidas en el aire, volveremos a recordar nuestras olvidadas adolescencias y, como el olor a bebé durmiendo o a pan recién hecho, se tornará respirable la soledad de estar sin ti, sin él, sin ella.

10.00

Conoce al autor
avatar-author
    ÁNGEL DE DIOS RUBIO (Valverde de Júcar, Cuenca-1952) Cada cual tiene sus aficiones favoritas: ir a pescar truchas o resfriados al río, resolver crucigramas o sudokus en el aseo, leer la prensa gratis en el hogar del jubilado, cazar furtivamente gamusinos con alevosía y nocturnidad, invadir vidas ajenas desde la intimidad de sus visillos o destrozar kilómetros junto a cualquier pandilla del colesterol… La mía, más sedentaria y menos productiva, es escribir. Sobre servilletas de bares, papel higiénico, libretas de bolsillo y terroríficos folios en blanco. Y perseguir musas esquivas y selectivas, buscándolas leyendo en otras páginas, aprendiendo a escribir de otras palabras samaritanas y expertas. Después del Diario de un Náufrago de Tierra Adentro (2016), os presento este SI ME DEJARAS CONTARTE…
    Obras de Ángel de Dios Rubio
    Sobre este libro
    Detalles

    ISBN: 978-84-17779-61-0
    Título: Cuando la poesía nos alcance
    Fecha: 2019
    Páginas: 274

    Sinopsis Cuando empiecen a caer las gotas de lluvia suspendidas en el aire, volveremos a recordar nuestras olvidadas adolescencias y, como el olor a bebé durmiendo o a pan recién hecho, se tornará respirable la soledad de estar sin ti, sin él, sin ella. Al final, y en definitiva, la vida es un estruendo sutil entre silencios y cuando la poesía nos alcance, volveremos a encontrar el sentido y el sentimiento de las cosas, el significante del tiempo y el significado de la existencia. Caricias como palabras recién nacidas, palabras como caricias ávidas de piel y besos, silencios que expresan tanto como miradas furtivas, palabras y silencios, silencios y palabras reconvertidos en versos, que, como gotas de lluvia, nos empapan. Si te emociona la poesía, si te gusta pasear bajo la lluvia, coge el paraguas y lee. Si no te gusta, también. Acabarás empapado por una tenue lluvia de versos y emociones. Y podrás aspirar después el olor a tierra mojada y a corazón henchido.