• img-book

    Ania Delgado Alcarazo

ISBN: 978-84-17935-77-1
Categoría:

Diario de una dependienta

por: Ania Delgado Alcarazo

Trabajar de cara al público no es nada fácil. Es una tarea muy complicada a la que he tenido que hacer frente durante muchos años de mi vida y los que me quedan. Al igual que yo, miles de personas afrontan el día a día en este maravilloso y, a la vez, desagradecido y extraño mundo de las tiendas. Un mundo enorme del que yo formo parte.

15.00

Conoce al autor
avatar-author
    Hace unos cuantos años nació Ania, la protagonista de esta historia. Fue un frío 8 de enero de 1986 en la bonita ciudad de Vitoria-Gasteiz. Una niña tímida e introvertida que poco a poco fue abriéndose al mundo. Aunque su infancia fue muy feliz, le tocó vivir una de las experiencias más duras de su niñez: tener que decir adiós a un ser querido.A los ocho años perdió al que para ella era su figura paterna y una de las personas más importantes de su vida: su abuelo. Muy unida a su madre y a su hermano, con los que ha pasado momentos muy difíciles de los que, por suerte, solo queda el recuerdo.Con los dieciocho años recién cumplidos decidió dedicarse al mundo de las tiendas sin ser, en aquel momento, consciente de donde se estaba metiendo. Trabajó en diferentes tiendas en las que vivió todo tipo de experiencias y en las que pudo conocer los diferentes tipos de personas que hay. Un buen día decidió escribir en un diario todas estas experiencias y compartirlas con todo el mundo. Así nació Diario de una dependienta
    Obras de Ania Delgado Alcarazo
    Sobre este libro
    Detalles

    ISBN: 978-84-17935-77-1
    Título: Diario de una dependienta
    Fecha: 2019
    Páginas: 152

    Sinopsis Trabajar de cara al público no es nada fácil. Es una tarea muy complicada a la que he tenido que hacer frente durante muchos años de mi vida y los que me quedan. Al igual que yo, miles de personas afrontan el día a día en este maravilloso y, a la vez, desagradecido y extraño mundo de las tiendas. Un mundo enorme del que yo formo parte. A los dieciocho años la vida te parece maravillosa, se te abre un mundo lleno de posibilidades y experiencias por vivir. Y ahí empieza esta historia, a mis dieciocho años. Una historia en la que he descubierto y aprendido muchas cosas. Que las palabras HOLA,GRACIAS y ADIÓS se deberían usar más a menudo. Que aunque vivamos en un mundo caótico en el que todo va muy rápido, no cuesta nada pedir las cosas «Por favor». Que una sonrisa no cuesta tanto. Que la educación ni se compra ni se vende, se tiene o no se tiene. Que para las empresas, los trabajadores solo somos números o incluso máquinas de trabajo. Que nadie paga más si puede pagar menos, aunque no sea lo justo. Que no hay que regalar la confianza. Que muchas personas no son lo que parecen. En ocasiones, trabajar de cara al público me ha dado más disgustos que alegrías. Las dependientas somos personas y merecemos un respeto, aunque haya personas a las que se les olvide. Y a mis treinta y dos años, eso es lo que soy, una dependienta con muchas cosas que contar. Una dependienta contando su historia.