• img-book

    Luis Vega Domingo

ISBN: 978-84-18064-69-2
Categoría:

Historia de la mafia santa

por: Luis Vega Domingo

Central

Separación Estado-Iglesias                                                                       Estado Laico

Cuando hablamos de dioses se hace necesario establecer una primera diferencia entre politeísmo y monoteísmo. La conclusión que se sigue de esta diferencia es que ya estamos hablando en términos políticos. De democracia o totalitarismo. Lo democrático es laico y lo totalitario es religioso:  «La experiencia religiosa es un sentimiento de dependencia absoluta» y esto es así porque los individuos se someten a poderes autoritarios exteriores a él e interiorizados en él.

«Están ahí afuera, disfrazados de gente normal, hasta que sus necesidades internas los convierten en depredadores. No buscan solo nuestra sangre, sino además nuestra energía emocional».

Al principio, parecen mejores que las personas corrientes. Son brillantes, encantadores. Os caen bien, confiáis en ellos, esperáis más de ellos que de otras personas.

Esperáis más, pero recibís menos y al final os capturan.

20.00

Conoce al autor
avatar-author
Luis Vega Domingo - Madrid. Ingeniero de la Escuela Superior de Ingenieros Aeronáuticos. Múltiples colaboraciones en revistas, periódicos, antologías colectivas... Sus últimas obras literarias son:
  1. Puntos cardinales, formando
parte del colectivo A Cuatro Manos.
  1. Cazadores de Sombras.
  2. Así en el cielo como en la Tierra.
  1. No busques el Infierno, lo llevas contigo,
 
  1. El asesino de la memoria.
  2. Historia de la mafia santa
 
Obras de Luis Vega Domingo
Sobre este libro
Detalles

ISBN: 978-84-18064-69-2
Título: Historia de la mafia santa
Fecha: 2020
Páginas: 508

Sinopsis Central Separación Estado-Iglesias Estado Laico Cuando hablamos de dioses se hace necesario establecer una primera diferencia entre politeísmo y monoteísmo. La conclusión que se sigue de esta diferencia es que ya estamos hablando en términos políticos. De democracia o totalitarismo. Lo democrático es laico y lo totalitario es religioso: "La experiencia religiosa es un sentimiento de dependencia absoluta" y esto es así porque los individuos se someten a poderes autoritarios exteriores a él e interiorizados en él. "Están ahí afuera, disfrazados de gente normal, hasta que sus necesidades internas los convierten en depredadores. No buscan solo nuestra sangre, sino además nuestra energía emocional". Al principio, parecen mejores que las personas corrientes. Son brillantes, encantadores. Os caen bien, confiáis en ellos, esperáis más de ellos que de otras personas. Esperáis más, pero recibís menos y al final os capturan.