• img-book

ISBN: 978-84-17657-07-9
Categoría:

Íntimos y tocamientos

Decía una de mis poesías: «Nacido en un pueblo que ya había nacido, de cortinas visionarias y vino libertario». Qué sea de temática erótica no es cuestión que este libro pretenda; dibujad la desnudez de ambos, ella y él, el deseo que en ellos anida y si os sale intenso, redondo, entonces libadlo, sin más.

8.50

Sobre este libro
Detalles

ISBN: 978-84-17657-07-9
Título: Íntimos y tocamientos
Fecha: 2018
Páginas: 77

Sinopsis Decía una de mis poesías: «Nacido en un pueblo que ya había nacido, de cortinas visionarias y vino libertario». Qué sea de temática erótica no es cuestión que este libro pretenda; dibujad la desnudez de ambos, ella y él, el deseo que en ellos anida y si os sale intenso, redondo, entonces libadlo, sin más. Permitidme que sea desconocido en datos de autor que no en su letra y seamos, posibles lectores, tránsfugas del conocimiento mutuo. En el film Mujeres libertarias o de tal símil, la «mujer» lo expresaba: el hombre y la mujer somos equivalentes, no iguales, mundos diversos, pero de igual valor. En tal tenor, seamos sexos equivalentes. A tal fin, este es un libro que por la fogosidad pretende la sexualidad, sin remedos, sin pendejos; qué escena caiga de un dedo u otro allá con su importancia, acá cada cual se lo haga, no pretendo ser la interioridad lasciva. A la postre, lo sabemos, aunque a veces pretendamos engañarnos, hombre y mujer jugamos en el mismo tablero, al mismo juego, y no siempre las fichas son del todo reconocibles. La erótica es vehemencia, ese algo más, esas danzas voraces de piel y enrojecimiento de las fibras preñando el placer. Sea cual sea la interpretación de cada cual, hagamos sensuales los íntimos y tocamientos. Y ya hechos con trozos de nosotros, al evocarnos sea ese trazo sexual aquel que mucho nos recordará. Lo sé, son frases sin esa coherencia lógica, ese orden o rigor. ¿Pero acaso el ansia, el apetito, la voracidad de los íntimos ostenta razón al margen del volcánico afán y deseo? ¿Acaso el tiempo del poco que tenemos no se solaza en el movimiento cruzado, en ese baile de nuestros talles? Seamos transgresores, la erótica consiste en meterse una mano en el corazón y otra en la entrepierna y que salga lo que quiera, sin remedos, ni remilgos. Y si nos quedásemos a una sola mano, sabiendo cuál sería, dirían que es pornografía, y qué interesante… ¿Qué más de este libro podías esperar?