• img-book

    Mario Sinay

ISBN: 978-84-17818-19-7
Categoría:

La caída de los Dioses y el Imperio de la muerte

por: Mario Sinay

La subida de Hitler al poder marcó el momento en que Alemania no pudo considerarse otra cosa que una fuerza política maligna. Fue el momento en que Alemania y los alemanes perdieron toda apariencia de respetabilidad. No se alzaron suficientes voces en Alemania condenando los actos. Quedaron todos silenciados por un sentimiento de complicidad o estupor. El mundo civilizado se sintió (o debió haberse sentido) ultrajado. ¡Aún no eran épocas de Guerra!

19.99

Conoce al autor
avatar-author
Doctor en Educación, educador y pedagogo del Holocausto. Conferencista internacional y experto en análisis visual. Guía en Polonia. mario_sinay@walla.co.il Otros títulos publicados por el autor: Resplandor en las tinieblas nazis, Retratos de la resistencia judía olvidada durante el holocausto, Holocausto, Paradigma de los Genocidios, En Nombre de Todos los Ausentes, Historias inéditas emergentes de la barbarie nazi.
Obras de Mario Sinay
Sobre este libro
Book Play

 

 

 

Detalles

ISBN: 978-84-17818-19-7
Título: La caída de los Dioses y el Imperio de la muerte
Fecha: 2019
Páginas: 298

Sinopsis La subida de Hitler al poder marcó el momento en que Alemania no pudo considerarse otra cosa que una fuerza política maligna. Fue el momento en que Alemania y los alemanes perdieron toda apariencia de respetabilidad. No se alzaron suficientes voces en Alemania condenando los actos. Quedaron todos silenciados por un sentimiento de complicidad o estupor. El mundo civilizado se sintió (o debió haberse sentido) ultrajado. ¡Aún no eran épocas de Guerra! Se creían Dioses, creían ser los portadores de la verdad absoluta, impunes, los amos de la vida y de la muerte. Despertaron el más profundo patriotismo, el delirio nacionalista y la sensación de invencibilidad de Alemania. El aplauso era multitudinario, el contagio era colectivo. El sentimiento de grandeza era avasallador... Alemania se preparaba no solo para recuperar el honor perdido, sino para conquistar al mundo entero... De la cima de las alturas a lo más bajo de las profundidades. Eso fue lo que pasó con Alemania, su ejército, su sociedad y los jerarcas del Imperio de la muerte.