• img-book

    Antonio Díaz Tortajada

ISBN: 978-84-17396-58-9
Categoría:

Plegarias para caminantes

por: Antonio Díaz Tortajada

He recorrido un largo camino. Me siento privilegiado y agradecido con el buen Dios. Ha sembrado en nosotros el deseo de buscarle y es lo que he intentado de hacer en estos años…

10.00

Conoce al autor
avatar-author
Antonio Díaz Tortajada (Castielfabib 1947). Sacerdote. Bachiller en Teología. Licenciado en Ciencias de la Información. Diplomado en Psicología. Fundador de la emisora católica "Radio Luz de Valencia" de la cual ha sido director durante más de quince años. Colaborador en los diarios "ABC", “La Razón”, "Levante-Mercantil valenciano" y “Las Provincias”, y emisoras de RNE y COPE.

Premiado en diversos certámenes periodísticos y literarios destacando el premio internacional de poesía "Guillermo Apollinaire"; "El Ciervo" de reportajes, "Ramón Cunill" de periodismo concedido por la Conferencia Episcopal Española y finalista del premio de poesía mística Fernando Rielo (2016).

Autor de varios libros de poemas y de espiritualidad.

Obras de Antonio Díaz Tortajada
Sobre este libro
Book Play

Detalles

ISBN: 978-84-17396-58-9
Título: Plegarias para caminantes
Páginas: 502

Sinopsis He recorrido un largo camino. Me siento privilegiado y agradecido con el buen Dios. Ha sembrado en nosotros el deseo de buscarle y es lo que he intentado de hacer en estos años. Imagino esta búsqueda del Señor como una montaña que debo escalar. Es muy empinada y muchos caen. Yo con ellos. ¿Has visto en las películas a los escaladores unidos por una gruesa cuerda? Así subimos esa montaña. A medida que nos acercamos a la cima cada paso cuesta más. Sentimos deseos de rendirte y regresar, pero algo en nuestro interior nos grita: “Vamos. Nunca te rindas. Toma las fuerzas que necesitas”. Un día, estando en este afán, me senté a reflexionar y nos dimos cuenta de algo fundamental: Sin la oración estamos perdidos. La oración sacia la sed interminable que tiene el alma por Dios. La oración nos da serenidad. Es como la suave brisa del verano que nos refresca en medio del calor agobiante. De pronto llega, nos envuelve y nos llena de alegrías y esperanzas. Comprendí por qué nuestra debilidad espiritual, por qué pecaba con tanta facilidad. En esta obra  -- Plegarias para caminantes—se plasman una colección de textos nacidos del esfuerzo del que lucha y avanza hasta llegar a la meta.