• img-book

    Rigball

ISBN: 978-84-18064-36-4
Categoría:

Victimas del sistema

por: Rigball

La palabra víctima  se usa en el texto con relación a la persona que sufre un daño o perjuicio por culpa ajena. Al alumno que es víctima de un sistema que no da las mismas oportunidades a todos, a la maestra en una escuela de malas comunicación y de difícil provisión, al director que le suprimen su cuerpo de pertenencia o al inspector declarado a extinguir. La noción de víctima suele mencionar a la persona dañada por otro ser humano o por una fuerza mayor. El daño puede ser transitorio o definitivo. Ser víctima no equivale a fracasado, porque uno puede superar la situación para triunfar en otro lugar, o en otro momento.

El libro es un relato descarnado bien documentado y escrito con amor a la tierra, de la despoblación de nuestros pueblos y cierre de las escuelas desde final del siglo pasado hasta los principios del siglo XXI.

 

 

12.00

Conoce al autor
avatar-author
Ricardo Gutiérrez Ballarín (Candasnos, Huesca, 1940) oscense, amante de su país, de provincia, y de su Historia. Ha sido un profesional de la educación, desde Primaria a la Universidad pasando por la Inspección de Educación Básica del Estado. Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Autor de varios libros técnicos y colaborador de múltiples artículos y ensayos en periódicos y revistas, algunos de tirada nacional. Actualmente escribe una serie sobre las escuelas oscenses del siglo XX, que publican en los Cuadernos de cultura del Diario del Altoaragón de Huesca. También lo hace en varios blogs: Trigal al sol; Épica educativa, Escuela oscense, y De paso.
Obras de Rigball
Sobre este libro
Detalles

ISBN: 978-84-18064-36-4
Título: Victimas del sistema
Fecha: 2019
Páginas: 348

Sinopsis La palabra víctima se usa en el texto con relación a la persona que sufre un daño o perjuicio por culpa ajena. Al alumno que es víctima de un sistema que no da las mismas oportunidades a todos, a la maestra en una escuela de malas comunicación y de difícil provisión, al director que le suprimen su cuerpo de pertenencia o al inspector declarado a extinguir. La noción de víctima suele mencionar a la persona dañada por otro ser humano o por una fuerza mayor. El daño puede ser transitorio o definitivo. Ser víctima no equivale a fracasado, porque uno puede superar la situación para triunfar en otro lugar, o en otro momento. El libro es un relato descarnado bien documentado y escrito con amor a la tierra, de la despoblación de nuestros pueblos y cierre de las escuelas desde final del siglo pasado hasta los principios del siglo XXI. Un documento histórico de la escuela rural oscense en la segunda mitad del siglo XX y entrada en el XXI, con Internet y sus nuevas tecnologías, pasando por la salida del Seat 600 de la factoría de Barcelona, llegada a la Luna de Neil A. Armstrong, el comandante del Apolo 11, y el ascenso de la Sociedad Deportiva Huesca. Está dividido en seis partes. Una primera introductoria referida a la población y escuela rural, al primer curso de la posguerra y los textos republicanos en el franquismo; la segunda dedicada a los alumnos pobres, a los fracasados, a las escuelas de difícil desempeño y suprimidas, y a los pueblos desaprovechados; la tercera, con independencia de los muchos maestros y directores que se citan en sus páginas, se centra en las escuelas de Basarán, Bentué del Rasal, Caladrones, Candasnos, Castilló del Plá, Escartín, Gistaín, Neril y Pertusa; la cuarta a los directores escolares suprimidos deteniéndose en el de Grañén; la quinta a los inspectores de educación y sus visitas, con la referencia a varios, pero en especial a Alejandro Manzanares, y Doña Josefina Bescós, hasta la crisis y la devaluación del Cuerpo, pese a los principios de méritos y capacidad propugnados en la Constitución, y la sexta dedicada a los padres con alusión al campesino oscense, a los hijos que se apartan de sus familias y a sus problemas, para terminar con la lección del saber perder y ganar.