Utiliza el gran poder que está en ti.

Stephen W. Hawking (1942-2018), extraordinario físico teórico británico, no solo destacó por sus importantísimos estudios y teorías sobre el universo, sino que nos dejó un ejemplo de increíble lucha personal contra una enfermedad especialmente cruel, la esclerosis lateral amiotrófica, también llamada ELA.

Esta enfermedad neurodegenerativa progresiva afecta a las neuronas motoras del cerebro y la médula espinal, dejando de enviar mensajes a los músculos y ocasionando que estos se vayan debilitando, hasta llegar a paralizarse. Suele empezar por brazos y piernas o por la boca, y se va extendiendo por el resto del cuerpo, muy especialmente hacia los músculos respiratorios, que suelen provocar el fallecimiento. El inexorable e irreversible daño que produce hace que el promedio de supervivencia sea muy bajo. Aproximadamente entre dos y cinco años después de su diagnóstico. Algún caso excepcional llega a los diez. Sin embargo, ¡Hawking sobrevivió cincuenta y cinco años desde que tuvo sus primeros síntomas!

Cuando recibió el diagnóstico y el consecuente pronóstico, no se conformó. —¡Tengo muchas cosas por hacer aún! Cosas importantes— dijo. Se propuso resistir y hacer todo aquello que pudiera ayudar a conseguirlo. Cambió su dieta, eliminando el gluten, los aceites vegetales y los productos precocinados, principalmente, complementándola con vitaminas y minerales. Recibió fisioterapia de forma continuada. Mantuvo su afán de lucha y una excepcional motivación por su trabajo. Esos cuidados y esa determinación, junto a su gran inteligencia, se transformaron en poderosas herramientas que le permitieron conseguir sobrevivir mucho más allá de lo imaginable y realizar un impresionante trabajo. Una misión que trascendía a su propia persona.

Innumerables historias anónimas también nos han dejado ejemplos de personas que, inexplicablemente, han derribado los límites de la lógica médica sobreviviendo o superando enfermedades cuyos pronósticos los desahuciaban. A falta de argumentos objetivos, muchos casos se atribuían a milagros. Puede que algunos sí lo fueran. Es evidente que existe una realidad mucho más profunda, extensa e invisible a nuestros ojos que desconocemos, pero en este libro solamente voy a hablar de las evidencias que muestran que nuestra mente y nuestro pensamiento son muy poderosos y capaces de provocar, en algunos casos, esas curaciones aparentemente inexplicables, pero que pueden obedecer a facultades que están a nuestro alcance. Unas facultades que residen principalmente en el quinto cerebro, capaz de actuar como un gran médico interior, pero que son ignoradas e infrautilizadas.

Descubrir y conocer tu quinto cerebro te hará cambiar la perspectiva desde la que te has contemplado hasta ahora.

Comentarios 2
Olimpia Publicado el 5 julio, 2020 a las 9:50 pm   Responder

Quiero este libro me parece muy , muy bueno

josemariaguillen Publicado el 6 julio, 2020 a las 7:09 am   Responder

Hola Olimpia. Seguro que te gustará. Puedes adquirirlo mediante paypal o tarjeta en: https://www.letrame.com/autores/josemariaguillen/ En caso de dificultad o que lo quieras firmado, puedes enviarme un e-mail a elquintocerebro@hotmail.com Gracias.

Dejar una respuesta

  • Más artículos